Nosotros

  1. Evangelizar
  2. Aprender
  3. Comunidad
  4. Resumen: Santificarse

Preámbulo: Por el Bautismo hemos sido consagrados a Dios, o sea que simplemente por este solo sacramento, formamos parte de la vida mística y física de Dios.

Del Punto dos (Aprender)

¿Ya eres consciente de que Dios quiere ayudarte?

Seguimiento de la vida de Jesús

Acompañamiento de San Juan Evangelista

Vida de los grandes Santos y Santas

La actualidad desde el Evangelio (también crítica)

* Vida sacramental: básicamente los sacramentos de la Penitencia y de la Eucaristía. Como fundamento de la vida de la gracia de Jesús sacramentado.

Otro punto muy importante la oración la lectura de la Biblia sobre todo del Nuevo testamento, su reflexión y meditación para implicarnos en nuestra vida interior y exterior.

Del Punto 1:

Podemos partir de la base que cualquier acción de caridad es en el fondo evangelizadora Por lo tanto sabemos que el camino es el Amor i mas hecho caridad y más si es compartiendo o pasando sufrimiento ofrecido a Dios (Él, que siempre nos escucha sabe transformar el sufrimiento en santificación (punto 4.))

Aprender a formar comunidad desde la familia (Iglesia doméstica) esposos – padres – hijos etc. Parroquia movimientos. Trabajo. Calle. Lugares de necesidad y precariedad: colaboración a fondo.

Por lo tanto aprender a Amar siempre más y mejor según el Evangelio, la oración y la consulta al catecismo de la Iglesia Católica como referencia moral y ética cristiana.

Guía espiritual por un sacerdote

Podemos editar un memorando básico para crear comunidad y rezar juntos y unir objetivos y fuerza moral

Aumentar así nuestra Fe Esperanza y por lo tanto tiene que venir la Caridad. Donde: donde sea porque la mies es mucha…

(de hecho también espíritu misionero)

Por su interés les anotamos la consagración a la SANTISIMA VIRGEN MARIA y por medio de ella a Jesucristo Nuestro Señor en el enlace

ladivinamisericordia.org/33dias/versiondigital

(http://www.ladivinamisericordia.org/33dias/versiondigital/)

Para mantenernos siempre en la Presencia de Dios, Padre Hijo y Espíritu Santo, amándole a Él en todas las personas, sin excluir a nadie. Sabiéndonos y sintiéndonos amados completamente y eternamente por Él que nos lleva en su mano amorosa, como si fuéramos su único hijo o hija.

Porque Jesús es la alegría de nuestros corazones; …para sentirnos como Él!

«Dios se hace hombre para hacer al hombre Dios» porque para Dios no hay nada imposible!

Programa – resumen – guía:

  • Santidad personal: crucificarnos y Cristificarnos continuamente: ni más ni menos: Cristo en nosotros; ¡vivir en Él siempre! Siempre convertirnos: rasgarnos el corazón.
  • Hacer y ser como Cristo mismo en la tierra. Fe en la caridad, para, como, en Cristo y por lo tanto siempre estar en su presencia: ¡siempre estar en Él! El medio, el origen y el fin es este: ¡el Cristo! El Cristo total en todos.
  • ¡Siempre darnos a todos y con total Amor! Y así como Él: negarnos y llevar la cruz/ces y seguirlo a Él.
  • Poner esto en práctica personalmente! Sabiendo que tenemos un aliado perfecto y Omnipotente: Dios hecho hombre: El Cristo, por la Virgen María. ¡Amén!